Los Diablos Azules de Trinidad

..Simpatías por el diablo… El infierno está encantador en Paramin…

Es Lunes de Carnaval Todos saben que el carnaval de Trinidad convoca a miles de visitantes, y que esconde sorpresas para quienes se alejan de las celebraciones callejeras más turísticas, como la perturbadora procesión de demonios azulados, que toman las calles del pequeño poblado de Paramin apenas cae el atardecer. Vayamos al encuentro de los legendarios diablos azules de Paramin en un no tan flamante jeep, con varios reporteros.

La fiesta comienza temprano. Las familias de este laberíntico caserío de callejuelas retorcidas que se encaraman sobre unos cerros cubiertos de selva al mejor estilo barrios pobres de los suburbios de Caracas, empiezan a prepararse igual como lo han venido haciendo desde el 1800. Nos reciben amigables y nos ofrecen agua, y comienzan a moler el azulillo para blanquear ropa. Lo mezclan con la baba de la sábila (aloe vera), y con esto comienza el ritual.

bdpreparation21

Con la viscosa mezcla se recubren todo el cuerpo.., preste atención… pues de los diablos azules se escucha hablar a cada rato en estos días… Es carnaval en Puerto España, la capital de Trinidad y Tobago! “El show más grande del mundo’’ según repiten los trinis con entusiasmo. Al Carnaval de Trinidad llevamos numerosos grupos de prensa entre los años 2000 y 2006. Es una fiesta de las buenas, o mejor dicho, de un montón de fiestas que parten a comienzos de enero, varias semanas antes de la fecha oficial del carnaval. Hace pocos días terminó el “Panorama Competition”, en el que el steel pan fue rey, y en el que diversas bandas de steelpan (los pan son una suerte de timbales hechos con tambores petroleros templados a fuego); cantantes de soca (el pegajoso ritmo local), las multitudinarias comparsas disfrazadas y los carros alegóricos; compiten sobre el “calipsódromo” del Queen’s Park Savannah.

Pero en Paramin no tienen steelpans de buena fabricación. Ellos se conforman con unas grandes latas de aceite vacías, que templan al fuego improvisadamente, al mismo tiempo que hacen su famosa mezcla de azulillo con sábila. Los diablos azules de Paramin nacieron a comienzos del siglo 19, cuando los negros secuestrados del África natal y uno que otro inmigrante indio, se pintaban el cuerpo para poder festejar y burlarse de los ricos blancos sin ser reconocidos.

Los únicos acordes que acompañaban la fiesta por entonces eran los hipnóticos tamborileos que ayudaban a transformar a los maltratados trabajadores en verdaderos demonios. Una creencia que permanece inalterable.

Para los habitantes de Paramin Hills, los participantes en este carnaval no actúan como demonios sino que lo son en verdad. Y luego de un rato de estar allí, cuando empieza a caer la tarde sobre Paramin, los hasta hace poco amables y sonrientes integrantes de los grupos competidores, están ahora convertidos en monstruos de ojos desorbitados, que se retuercen con violencia y lanzan alaridos espeluznantes. Algunos hasta muestran sus partes, y la visión esa combinación del azul profundo del azulillo y el verde fluorescente de las pencas peladas de sábila puede resultar traumatizante para el visitante. Se acercan a los reporteros con gestos amenazadores y ellos nos miran inquisidores. Pero no hay nada más que hacer: sólo es posible calmarlos soltándoles un “titi”, el dólar trinitario.

Son seis por un dólar americano, por lo que no sale tan caro quitarse de encima la amenaza. Hasta los hijos de los “diablos” que aun no hablan bien por su corta edad, que al principio se asustaban de ver cómo se iban transformando sus padres, tratan de espantar a los turistas.

Todo acaba bien entrada la noche, cuando un “sacerdote” vestido de blanco llega con una cruz y va exorcizándolos uno por uno. Los vemos como van cayendo al suelo, convulsos y contritos, representando el triunfo del Bien sobre el Mal. Todo muy divertido, para quien gusta de este tipo de eventos tan fuera de lo común. Oh, Trinidad…


One thought on “Los Diablos Azules de Trinidad

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s